3.11.08

adiós tv

Hace ya más de un mes que no veo la tele. De esta me he olvidado ya y de alguna manera me siento mal por abandonarle. Antes, dormía diciéndole: "buenas noches" y ahora estoy haciendo todo lo posible por remover aquel  mueble que le sostiene. Y si lo quito, ¿qué es lo que deviene?

Con el corazón de un ser humano le entregué energía, tiempo y cuidado en un íntimo intercambio, pero hoy la vista se dirige hacia otra parte. No hay nada que pueda cambiar puesto que el cambio viene con lo cambiado ya. Pienso que lo hubiese prevenido,  pero imposible verlo antes de que se ha distanciado. 

No me di cuenta en que momento pasó del amor al olvido y, de ahí al significado. Me pregunto, ¿a qué lugar se moverá? Únicamente puedo decir que "esto" repentinamente sucede. ¡Liberémonos y movámonos y que existas en mi para siempre!


1 comentario:

Henry??? dijo...

ahhh! nada de TV?
no quites el mueble, me gusta!