26.11.08

297 a 4




paris, paris, paris... tan solo pronunciarlo con un mal francés, casi alemán me devienen olores, sabores, sensaciones y sentimientos. hablar de esta ciudad y limitarla a champs elysées, l'arc du triumphe, la tour eiffel y le musée du louvre es poco acertado porque, madames et monsiuers, no es así. Paris no trata de monumentos, de comida o de jardínes, sino habla de los detalles y la sutileza que solo se encuentran en la belleza.

comienza el día con una sonrisa robada, quizás de la Mona lisa. El despertar en un departamento de 27m2 con un balcón bebiendo, un exquisito thé de les marriage freres; percibiendo el delicioso aroma de la patisserie más cercana provoca, descender aquellas escaleras verdaderamente angostas, fuck diet and get ready for le tour del placer. biensur!
(y no está de más decir que un día como este no sería domingo)

recorrer las calles sin probar un pastelito, una crepa de nutella, una baguette o un macarrón de vainilla de la durée es... una mentira! porque si algo es verdad es que aquí siempre crees tener hambre. además, la comida es una buena manera de conocer (o eso quiero creer), la personalidad hedonista de francia.


sentarse en un restaurante parisino en medio de la calle, como si la vida no fuera surreal y lidiar con el mal servicio y la mala actitud de un típico mesero francés (que tiene la propina incluída) es algo cotidiano. para aquellas personas que les gusta escuchar conversaciones de otros tan solo les resultará el impulso de querer hablar francés. merd! sin embargo, para practicarlo no es necesario haber nacido en Francia puesto que hay otros artificios para expresar el "francés" que todos llevamos dentro como lo son, varias copas de vino y... mais oui, l'amour!
no hay duda que cada persona es una posibilidad (no todas la tuya), así que mientras unos turistas se enfocan en tomar fotos de Notre Dame porque creen que es un excelente souvenir, otros siempre esperanzadamente buscamos que el amor arrive "sorpresivamente" y así aprovechar todos los lugares que hemos previsoriamente planeado para un romántico rendez-vous.

mientras tanto, el carrusel girando, las boutiques en soldes, las galerías de arte y los cafés miran el atardecer que advierte la noche. Con este pretexto, no hay nada mejor que buscar un lindo rinconcito como le pont des arts para despedir el día y compartir la música de la guitarra, un picnic y los baños públicos improvisados.

al haber ya recorrido todos los arrondisements, e ir de belleville a montmarte, caminar por el quartier latin, montparnasse y LE marais es hora de ir algun bar/fiesta/antro/ or all of the above para mantener la noche abierta a más posibilidades y regresar a casa por la línea uno, antes de que el hogar oloroso de los chomeurs cierre.

en realidad, no hay guía para conocer l'escence de... NADA bueno lo que intento decir es que lo mejor que se puede hacer es perderse abrirse al acontecer.


2 comentarios:

Constanza Gomez Mont dijo...

wow pamiux, im impressed. me hiciste releerlo de lo increible que esta. i lov u ma cherie! gracias por compartir tu mente..

DBS dijo...

nice res...
manda esa foto de la escalera a www.stairporn.org neta la comunidad fanatica de las escaleras te lo agradecera, aparte la página esta increible. luv u